domingo, 7 de diciembre de 2008

Porfirio Barba Jacob. 30 poemas. 27 lectores. CD

.
Portal-blog complementario a NTC ... Nos Topamos Con ... .
http://ntcblog.blogspot.com/ , ntcgra@gmail.com Cali, Colombia.
.
Agradecemos a María Margarita Borda Carranza
el obsequio de este CD.

.

30 POEMAS DE PORFIRIO BARBA-JACOB

27 VOCES COLOMBIANAS
CD - Proyecto, realización, compilación e idea del diseño: Bernardo Hoyos P. -

106.9 FM, Emisora de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. http://www.utadeo.edu.co/dependencias/emisora/

.

Carátula del CD

(Click sobre las imágenes para ampliarlas. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)

Contracarátula del CD con los nombres de los 27 lectores
(Click sobre las imágenes para ampliarlas. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)
----
CONTENIDO
(Págs. 2 y 3 del folleto que viene con el CD)
Poemas, lector y duración
(Click sobre la imagen para ampliarla y hacerla legible. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)
+++
La lírica de Barba –Jacob (Págs 4 a 6 del folleto que viene con el CD)
Por Belisario Betancur (1944)
.
La lírica de Barba -Jacob está limitada siempre por el aliento de la muerte, por la inminente rosa vencida de la desintegración vital y por el pavor del encaramiento de la Divinidad. Todo en ese verso es violento, con el temblor pávido de los placeres que custodian al hombre de delicia o lo agobian de congoja: en él se siente el regusto del plácido cuerpo femenino trenzado sobre el ánima; la desazón adviene tras la total posesión ante su efímera esencia; el frenético deseo de tenerlo todo y el hastío de haberlo conquistado todo; la constante obsesión de superar el festín pretérito por no dejar un instante de sosiego al corazón, todo en Porfirio es tremante, catarata que golpea, llamarada que inunda, látigo de pasión que hiere.
Al tramonto de una dorada colina porfiriana, fluyen los manantiales de la niñez y se encrespa entre el follaje, risa vegetal, la sombra de Dios. Barba lo supo todo en su poesía. El conocimiento intuitivo de sus versos ratifica a Bergson: ángeles in­tactos vuelan por su cielo y Dios llovizna sobre los hombres en dulces enlaces que atan y enajenan. La enamorada candela divina trina en su trino con denuedo formidable. La travesía de su canto es un exacto tratado biográfico del hombre.
He hallado un seguro paralelo psicológico entre San Agustín y Barba: las mismas conmociones, los mismos vuelcos, similares precipicios enamorados, fogatas de pasión iguales, pares incendios de sexo. San Agustín vació en las Confesiones el arrume estremecido de su fuego interior; Barba colmó la cristalina dimensión del poema con sus alaridos, por los cuales iba acercándose a Dios, pura la voz, fértil el corazón, sollozante el pecho.
Sólo que el santo planteó primero en su vida la ecuación de un destino cifrado en las volcánicas humaredas de la carne sin que, antes de que la luz lo poseyera, viera la luz definitiva de Dios; en tanto que en la lírica porfiriana se sabe que a cada paso Dios está más cercano. La lírica porfiriana edifica su encanto sobre frágiles flores, aromas de romero, cámbulos, higuerones y morriñas. Los guayacanes de infancia iluminan de amarillos el paisaje. El hombre agita al cielo los brazos como un trágico espantapájaros de sí mismo. Humo de vinos fogosos asciende aire adelante. El vino del Anáhuac se añeja en los viejos odres: todo esfuerzo será vano, todo perece, todo concluye, porque estamos, el corazón y el ánimo, en el imperio de lo transitorio: 'Pero si el corazón es brasa transitoria ... ' Barba-Jacob se estremece, catadas rodas las sensaciones del ámbito a la altura de la emoción, con el solo pensamiento de su condición de transitoriedad: '¡Ah de la vida parva, que no nos da sus mieles / sino con cierto ritmo y en cierta proporción!'. Porfirio no encaró, frente a frente, el problema de la muerte. Pero ni Rilke con sus delicados avisos sobre la muerte, ni siquiera Quevedo con su tremendo sueño, que es el verdadero antecedente de la ontología kierkegaarcliana, contaron en la ecuación de sus poemas. En la lírica porfiriana, sobremodo en la 'Balada de La Loca Alegría', la muerte no es el vigilante que llevamos con nosotros, ni ese vestigio rilkeano, ni la piel vegetal sobre la humana carnadura de la fruta en sazón, sino que llega de afuera, de la intemperie, de lo absoluto extrahumano: 'La Muerte viene, todo será polvo / bajo su imperio: Polvo de Pericles, / polvo de Codro, polvo de Cimón!'.
Polvo serás, más polvo enamorado. Hay un raro parecido, un entronque intuicional entre el poeta castellano y Porfirio. La misma emoción, el mismo pánico ante la muerte, iguales concepciones, idénticos alaridos. Barba no habla en ninguno de sus capítulos biográficos de la llegada de doña Muerte a la comarca quevecliana.
No es de suponer que haya conocido el sueño donde aparece enraizada la concepción del angustismo. Lo que sí aparece claro es que hubo similitud de caracteres en los poetas y que en no pocos instantes dramáticos de sus vidas, chocaron, por así decir, las aristas de sus aconteceres vitales.

No creo que haya en la poesía americana quien se haya estremecido como Porfirio. Bloy habría visto en él, de haberlo conocido, uno de aquellos seres destinados a sangrar, por la desolación del temblor que viaja en su poesía. Temblar, decía el desesperanzado y desesperado Caín Marchenoir, eso es lo esencial. Y más temblor dónde que en estos trémulos versos: ' ... te hablo en la triste vanidad del verso: / tú en la Muerte rendido, yo en la Muerte / ni un grito apenas del afán del mundo / podrá hallar eco en la oquedad vacía ... / El polvo reina, EL POLVO, EL IRACUNDO!'
El retorno de Porfirio a la Divinidad fue un regresar jubiloso a las comarcas que sirvieran de contorno a sus anodinos traveseos infantiles. Música primeriza del bambuco que sonara en sus ratos adolescentes en Antioquia y que volvió a aureolar sus peripecias vitales cuando se entregaba a ese total abandono en los brazos de Dios.
+++
BARBA-JACOB EN VOCES COLOMBIANAS (Pág. 7 del folleto)
.
Este CD es un homenaje a Howard Sackler, el legendario productor de la Caedmon Records, quien fue el primero en aprovechar el disco de larga duración a comienzos de los cincuenta para grabar poesía, textos y teatro en un archivo de original e incomparable interés. Por supuesto, con el CD aparecido en 1983, ya es lo más normal del mundo poseer grandes obras literarias en el disco compacto. La Naxos posee un catálogo admirable en inglés y entre nosotros, la HJCK creó desde los años 50, una rica y valiosa colección de poesía y literatura. Yo Yo Libros, ha completado ya, un fondo con más de 200 títulos de la gran literatura de todo el mundo. En busca del tiempo perdido, de Marcel Proust, ya está grabado en 110 CDs, por Ediciones Theleme, en francés.
.
Este CD es una antología de voces colombianas que dicen la poesía de Porfirio Barba­Jacob, el poeta santarrosano nacido en 1883 y fallecido en México en 1942. La idea surgió con ocasión de las celebraciones de su centenario en Santa Rosa de Osos, con la asistencia del entonces Presidente Belisario Betancur. Fue un acontecimiento intelectual y popular a la vez. Con el transcurso de los años el proyecto se fue enriqueciendo de voces y la idea era ofrecer una representación muy variada de la vida intelectual y de sus actores en Colombia. Y en esta antología hay de todo, un expresidente, poetas, críticos de literatura, actores y actrices, cantantes, novelistas, hombres de radio y de televisión. Algunos de ellos han desaparecido y el disco adquiere entonces un valor documental innegable.
+++
TESTIMONIO Y AGRADECIMIENTO (Pág. 8)
.
Quiero testimoniar mi agradecimiento a los colombianos que creyeron en el proyecto y dejaron el registro de su voz al decir la poesía de uno de los grandes líricos colombianos.
Agradecimientos muy especiales a Manuel Drezner, quien también creyó en el proyecto y nos dio todo su apoyo para publicado en YaYo Music, sin ningún interés de retribución económica.
La venta de algunos ejemplares a través de Tango Discos, cubrirá algunos costos de producción y si hubiese algún rendimiento será destinado al Centro Cultural Porfirio Barba-Jacob de Santa Rosa de Osos, cuna del poeta.
Bernardo Hoyos P.
Director Emisora 106.9 FM hjut106.9@utadeo.edu.co . Universidad Jorge Tadeo Lozano
----
Nota: La mejor biografía de Porfirio Barba-Jacob, y quizá la mejor biografía de poeta o no poeta, publicada en Colombia es "Barba-Jacob'; de Fernando Vallejo, Editorial Séptimo Círculo, México, 1984, ampliada en "Barba-Jacob el mensajero '; Colección Biografías, Editorial Planeta, 1997. Y la mejor y más completa edición de su poesía es la realizada también por Fernando Vallejo para el Fondo de Cultura Económica de México, Colombia, 2006.
+++
Barrio "Los Arenales". Santa Rosa de Osos (Pág. 9)

Foto Alberto Aguirre (1958)
Barrio “Los Arenales” Santa Rosa de Osos.
El poeta caminaba por este barrio a principios del siglo XX.
Y es posible que de allí haya tomado su seudónimo Ricardo Arenales.
(Click sobre las imágenes para ampliarlas. Click en "Atrás" en la barra para regresar al aquí)

Esta imagen en: http://www.ciudadviva.gov.co/diciembre08/magazine/2/1big.jpg

( http://www.ciudadviva.gov.co/diciembre08/magazine/2/ )

---

DETALLES DEL CD (Pág. 10)
- Portada, dibujo especialmente realizado para este CD por E Botero. Lápiz (30 x 40 cm) 1982.
- Foto, María Clara Angel (2007)
- Grabaciones realizadas entre 1982 y 2006. Estudios de RTI TV y de la 106.9 FM
- Proyecto, realización, compilación e idea del diseño: Bernardo Hoyos P. - Asistentes de producción: Martha C. Gómez, Enrique Araújo, Rogelio Delgado. (106.9 FM)
- Producción para la 106.9 FM, Emisora de la Universidad Jorge Tadeo Lozano. http://www.utadeo.edu.co/dependencias/emisora/
Rector, José Fernando Isaza Delgado.
Celebración de los 25 años de la Emisora.
-Bogotá, Colombia, ISBN RAD 25910
hjut106.9@utadeo.edu.co Cra 4 No. 22-61, teléfono: 2834730
- Máster, grabación, e impresión: Henry Rasero, estudios Ingesón, Cll. 99 No. 8-53, teléfono: 6230511, Bogotá.
- Auspicio del proyecto sonoro: Manuel Drezner, YoYo libros.
- Diseño del material gráfico: .Puntoaparte editores, Davián Martínez Ribón. teléfono: 2166905
- Distribución: Tango Discos Cra. 15 No. 91-65, teléfono: 2570496
+++

Obra de arte para el oído
Bernardo Hoyos acaba de presentar el disco 'Barba Jacob, 27 voces colombianas'
http://bogota.vive.in/libros/articulos/diciembre2008/ARTICULO-WEB-NOTA_INTERIOR_VIVEIN-4695888.html
Foto: Archivo EL TIEMPO http://bogota.vive.in/libros/articulos/diciembre2008/IMAGEN/IMAGEN-4695891-2.jpg
A Bernardo Hoyos le tomó 25 años, los mismos que está cumpliendo la emisora HJUT que dirige, prepara el disco 'Barba Jacob, 27 voces de colombianas'.

Con los buenos vinos de reserva, que necesitan varios años de maduración, podría compararse el disco 'Barba Jacob, 27 voces colombianas', que acaba presentar el periodista Bernardo Hoyos con motivo de los 25 años de labores de la emisora HJUT de la Universidad Jorge Tadeo Lozano, la cual dirige desde hace 10 años.

Una obra que se le ocurrió en 1983, cuando fue invitado por el presidente Belisario Betancur para celebrar el centenario del nacimiento de Barba Jacob, en Santa Rosa de Osos (Antioquia), de donde también son oriundos Hoyos y poetas como Rogelio Echavarría o Darío Jaramillo Agudelo.

Con el cuidado y meticulosidad con la que se le da vida a lo que sale del corazón, esta producción es una verdadera obra de arte para el oído. Hoyos logró lo que parecía imposible: 27 voces de ilustres colombianos declamando la obra de uno de los poetas más grandes de la lengua castellana -como lo catalogó Octavio Paz- y en la carátula, la cara de Barba Jacob dibujada, de manera especial, por el maestro Fernando Botero.

Allí se dan cita, como si se tratara de una deliciosa tertulia poética, Guillermo Abadía, Alberto Aguirre, Octavio Arizmendi, Belisario Betancur, Dora Cadavid, Eduardo Carranza, Álvaro Castaño Castillo, Juan Gustavo Cobo, Fernando Charry Lara, Otto de Greiff, Rogelio Echavarria, Abelardo Forero Benavides, Bernardo Hoyos P., Darío Jaramillo Agudelo, Fabio Lozano Simonelli, Gonzalo Mallarino Botero, Carlos Martín, Manuel Mejía Vallejo, Álvaro Mutis, William Ospina, Édgar Oviedo, Marco Palacios, Jorge Rojas, Daniel Samper, Eduardo Santa, Martha Senn y Fernando Vallejo.

Proeza llena de anécdotas

Un cartel de lujo no solo por su valor histórico (varios ya han fallecido), sino por las anécdotas que rodean cada una de las grabaciones. "Yo le dije a cada quién que escogiera lo que quisiera dentro de lo posible sin tratar de repetir. Fue una tarea lenta y complicada porque además ellos sabían que ninguno iba a recibir dinero y se trataba de un proyecto a largo plazo", dice Hoyos.
A Mutis lo convenció un día que el presidente Betancur le celebraba un cumpleaños en Bogotá. "El de William Ospina -recuerda- es una maravilla porque tú sabes que 'Acuarimántima' es el poema más largo de Barba, que dura como 16 minutos, y logramos hacer una selección muy cuidadosa con sentido".

Por su parte, Darío Jaramillo escogió una curiosa prosa en la que Barba Jacob le cuenta a su abuela una nevada en Nueva York. "Se destaca una cosa muy curiosa y es que tres de los mejores poetas que ha dado Colombia escogen poesías como si fueran de ellos mismos: Jorge Rojas, Eduardo Carranza y Álvaro Mutis. Imagínate, esa 'Balada de la loca alegría', en la voz de Mutis, una de las más hermosas que ha dado el país".

Por eso, Hoyos destaca que no se trata de un proyecto comercial sino que se está entregando a los medios, a las bibliotecas, a las emisoras culturales y "solo unas cuantas copias se van a vender para aquellos que estén interesados en Tango Discos de Bogotá".

"Es un homenaje mío a un poeta que quiero mucho y a mi pueblo. Además, el dinero de los ejemplares que se vendan es para el Instituto de Cultura Porfirio Barba Jacob, de Santa Rosa de Osos", comenta el periodista cultural.

Publicado el 01 de diciembre de 2008
CARLOS RESTREPO
CULTURA Y ENTRETENIMIENTO

++++

ENLACES sugeridos por NTC ... :
http://www.santarosadeosos.gov.co/ , santarosadeosos@gmail.com
http://www.santarosadeosos.gov.co/porfiriobarbajacob.asp

BARBA-JACOB, PORFIRIO
FERNANDO VALLEJO
http://www.lablaa.org/blaavirtual/biografias/barbporf.htm
Esta biografía fue tomada de la Gran Enciclopedia de Colombia del Círculo de Lectores, tomo de biografías.
----
http://www.otraparte.org/actividades/literatura/barbajacob.html
http://www.otraparte.org/actividades/literatura/recital-adviento-2007.html
----
Porfirio Barba Jacob
http://es.wikipedia.org/wiki/Porfirio_Barba_Jacob
Santa Rosa de Osos
http://es.wikipedia.org/wiki/Santa_Rosa_de_Osos
++++
EL PREMIO NACIONAL DE POESÍA PORFIRIO BARBA JACOB CIUDAD DE ENVIGADO 2009
http://www.revistamefisto.com/notasculturales-06.htm
revistamefisto@hotmail.com, vermellon2000@yahoo.com, casapoesiapbjacob@hotmail.com, siceditorial@syc.com.co
+++
Audio Canción de la vida profunda, Lee: Rosa Furman
http://www.palabravirtual.com/index.php?ir=critz.php&wid=53&show=poemas&p=Porfirio+Barba+Jacob

http://www.youtube.com/watch?v=MzqZO362oKA Sobre Porfirio
http://www.youtube.com/watch?v=IMGkqgsgafg Canción de la vida profunda. Lectura video
http://www.youtube.com/watch?v=bXQSuw3SsAw Video : Esta es mi versión musicalizada de la "Canción de la vida profunda" de Porfirio Barbajacob. Fue grabada en Bremen, Alemania. Que la disfruten.

+++

Actualizó : NTC … / gra, Dic 7, 2008 cali Colombia.

++++

Maestro Bernardo Hoyos, salud! El CD en honor de su paisano Barba-Jacob.
Por: Óscar Domínguez / Especial para El Espectador oscardominguezg@etb.net.co
El Espectador. Bogotá 8 Dic 2008 - 10:00 pm
http://www.elespectador.com/impreso/articuloimpreso97096-maestro-bernardo-hoyos-salud
.
Que lucida tan titina se pegaron su señoría y la emisora de la Tadeo con el CD en honor de su paisano Barba-Jacob. Como Amparito Grisales en sus mejores días —y aun en su espléndido ocaso—, ese CD con 27 voces colombianas no tiene presa mala. El matemático Isaza, el rector, debe estar que brinca en una raíz cuadrada. O en un logaritmo. O en alguna fórmula de Einstein.

Mejor celebración de su premio Simón Bolívar —se estaban demorando en otorgárselo— no se pudo haber inventado con ocasión de los 25 años de la HJUT 106.9 (donde muchos seguiremos extrañando las noticias de la BBC de Londres de las 10 de la noche). Ni que hubiera sabido lo que le venía pierna arriba en materia de premios.
Sólo le faltaron las voces del Papa, el maestro Angulo, el dueño de una pirámide y García Márquez para “decir” (el verbo que decidió escoger en la presentación) algunos de los poemas de don Ricardo Arenales.
Hasta el maestro Fernando Botero, acosado estos días por los alcabaleros italianos, aportó su cuota: un dibujo a lápiz del atormentado Barba, biografiado por el terrible Fernando Vallejo, quien con su voz de montañero perpetuo nos “dijo” su Lamentación de octubre.
(Si no invitó al presidente Uribe a leer alguno de los versos, fue porque al hombre habría que empezar por explicarle que Barba-Jacob no es ningún militar al cual hay que exigirle que agarre ya, de donde sabemos, al cacofónico Mono Jojoy y amiguitos).
Un colega de Barba, don Belisario Betancur, el marido de Dalita, prestó no sólo su voz arzobispal para recitar (para no reincidir en el decir) La canción de la vida profunda. También aportó un pequeño ensayo para enriquecer lícitamente el CD que sigue la tradición creada por el productor Howard Sackler, según nos recuerda en su presentación.
El frecuente invitado a la emisora, el pota Cobo, dejó de mechoniarse con los nadaístas y deleitó al respetable con Estancias.
Estuvo más bien parco a la hora de su protagonismo en el CD, maestro Bernardino: con su voz de locutor estrella de la BBC, nos deleitó con tacaños treinta segundos —ni uno menos— con la Cancioncilla.
Hay hallazgos felices en ese popurrí de voces: Octavio Arizmendi (La tristeza del camino) todavía no había pulido su voz de monseñor del Opus Dei en el asfalto.
Que no falten otros ilustres paisanos y colegas suyos y de Porfirio a la hora de lucirse: el transeúnte Rogelio Echavarría y Darío Jaramillo Agudelo.
Muy buenos los 4’42 segundos del maestro Álvaro Mutis con su Balada de la loca alegría.
Al poeta santarrosano le habría gustado la interpretación que brinda el poeta William Ospina de fragmentos de Acuarimántima.
Y quién se iba a imaginar que el académico de la luenga lengua, don Daniel Samper Pizano, tenía vena de “decidor” de versos. No se petaquió la Lamentación de octubre, justo es reconocerlo.
Sorpresa grata, la de doña Martha Senn, la de ojos miel, contándonos el Árbol viejo.
Claro que para mi gusto, el sobresaliente entre todas esas voces es la bogotanísima de Gonzalo Mallarino Botero.
Fue una nota, como decimos los jóvenes que marcamos con el seis adelante, volver a escuchar al maestro Abelardo Forero Benavides en su Canción de la soledad.
El sonido del CD muy bueno, para qué. “Confieso que he vivido” pero confieso que me habría gustado alguna buena música de fondo.
Espero que se vendan hartos CD para que se nutra el Centro Cultural Porfirio Barba-Jacob de Santa Rosa de Osos.
Muy agradecido, muy agradecido, por el anticipado regalo navideño.
Óscar Domínguez / Especial para El Espectador EL ESPECTADOR